Blog bilingüe (catalán - Castellano) sobre mis aventuras, mis reflexiones y temas de actualidad, especialmente centrados en Oriente Medio y en la desinformación existente acerca de Israel.

Blog bilingüe castellà-català sobre les meves aventures, reflexions i altres temes d´actualitat, especialment centrat en l´Orient Mitjà i en la desinformació existent als nostres mitjans sobre Israel.

dimecres, 9 d’abril de 2008

Los errores de la teoría del "Caos Controlado". Mi reflexión personal.

Estimados lectores:

El otro día mencioné muy brevemente una de las teorías acerca de Irak que más se mencionan en los medios afines a la extrema izquierda, me refiero a la teoría del "caos bajo control".

Veamos, en los medios afines a la extrema izquierda clásica o a los grupos antiglobalización, el tema de Irak se presentó en unos inicios bajo el siguiente análisis:

Un buen día, el imperialismo norteamericano invade Irak para chuparle el petróleo. Tras tres semanas de conflicto, derroca al régimen baazista de Sadam Hussein y las fuerzas ocupantes deciden que reine una especie de caos bajo control para asegurarse así su permanencia en el país y controlar los gaseoductos y las principales fuentes petroliferas. Eso explicaría la disolución del ejército iraquí, la desaparición del partido baaz y la anarquía y el caos que reinó durante las primeras semanas de post-guerra.
Obviamente, según este análisis, la sociedad iraquí rápidamente se organizaría en una serie de milicias armadas para combatir al imperialismo estadounidense y - como si se tratase de Angola en los años 70 o Argelia una década antes - acabar con el "colonialismo" y con la ocupación militar extranjera.


Pero esta teoría flaquea porque es excesivamente simplista. En primer lugar porque bajo el epíteto de insurgencia se esconden grupos muy diversos: desde organizaciones islamistas sunníes - iraquíes o extranjeras - a grupos armados de paramilitares adictos al disuelto partido baaz, pasando por los paramilitares chíies del "Ejército del Mahdi" u otros grupos similares. Obviamente, cada uno de estos grupos, catalogados como insurgencia y metidos en ese cajón desastre, tiene objetivos muy diferentes y, obviamente, no sólo se dedican a combatir a los contingentes de soldados de la coalición liderada por EEUU.


En segundo lugar porque, al pasar por alto las rivalidades étnico - religiosas internas de la sociedad iraquí, esta teoría es incapaz de explicar la guerra civil entre sunnitas y chíitas o entre árabes sunníes y kurdos por el control de la rica zona petrolífera de Kirkuk, en la zona norte, en la provincia autonóma del Kurdistán Iraquí. En efecto, como no pueden econtrar en su formulación las causas de la guerra civil - pues se supone que todo es insurgencia que lucha contra el imperialismo - los analistas acuden a las teorías conspiratorias y se acusa a EEUU de ser el culpable del inicio de la guerra civil para fragmentar a la supuesta resistencia iraquí. Así se sigue presentando ese "caos controlado" como una estrategia perfectamente planeada de Washington para controlar el petróleo iraquí y dividir a la "insurgencia".


En tercer lugar porque la situación en Irak es mucho más compleja que lo que esa teoría del caos controlado refleja. En efecto, Además de las tensiones y rivalidades étnico - religiosas existentes en la sociedad iraquí, EEUU y sus aliados de la coalición no son los únicos que interviene directamente en el escenario iraquí: la República Islámica de Irán ha visto su gran oportunidad con el vacío de poder dejado por la desaparición del régimen baazista y financia y arma a los diversos grupos de paramilitares chíies. De hecho, y aunque no se quiera reconocer abiertamente en los medios, hoy día en el sur de Irak existe - de facto pero no de Iure - un estado islamista chíi totalmente aliado del régimen que gobierna Teherán. Obviamente, como para la extrema izquierda el único imperialismo es el estadounidense, pues este detallito se omite totalmente, al igual que ocurre en su simplista análisis de la situación en El Libano.


Una vez explicada la teoría del "Caos Controlado" y de haber expuesto algunas de sus flaquezas, es necesario que cruce el Rubicón y de mi opinión de los hechos. En efecto, durante los primeros meses de la post-guerra, ante la desaparición del ejército iraquí, de los cuerpos de seguridad y de la estructura estatal del partido baaz, la anarquía se apoderó del país y en ese contexto es cuando las rivalidades étnico - religiosas de la sociedad iraquí, que llevaban mucho tiempo larvadas pero invisibles debido a la represión de Sadam, emergen a la superficie y se inicía esa guerra civil anteriormente mencionada.
En ese mismo contexto, Siria, Irán o Arabia Saudí deciden pescar en río revuelto e intervienen directamente en el tablero de ajedrez iraquí. Muy clara está la intervención iraní que marca las directrices de los diversos grupos paramilitares islamistas chíies y de los ayatollahs iraquíes, especialmente en la zona sur del País.


Ahora bien, Creo que esta situación de anarquía no se debió precisamente a una estrategia controlada y perfectamente planificada desde Washington, sino todo lo contrario. En el equipo del Paul Brenner reinó la improvisación, el desconocimiento de la realidad interna iraquí y la descordinación. Eso explica el caos de los primeros meses que dio origen a la situación actual.
Además, Esta situación aquí someramente analizada ha sido más negativa que positiva para los intereses estadounidenses:

  • En primer lugar por el alto número de bajas militares y el descontento que eso genera en su propia sociedad.
  • Por el fortalecimiento de su gran rival en la zona, Irán, que no ha desaprovechado la ocasión para expandir sus redes y su influencia en Oriente Medio-
  • Por el descontento que ha generado en los países árabes aliados de EEUU, como Egipto o Jordania, que ven con gran preocupación el auge del islamismo político y recelan del aumento de la influencia iraní en la región.
  • Porque esta situación de anarquía y de descontrol no ha permitido la estabilización del país y ha lesionado gravemente la imagen internacional de EEUU debido a las imágenes de Abu Ghraib, las cárceles secretas de la CIA en la Europa del este o el mundo árabe, o las matanzas cometidas contra civiles como por ejemplo la de Haditha en Noviembre de hace dos años. Si a los pocos meses, se hubiese instalado un gobierno estable en Irak, el mayor contingente de tropas estadounidense se podría haber retirado y muy posiblemente escándalos como los anteriormente mencionados o no hubiesen tenido lugar o su impacto en la opinión pública hubiese sido mucho menor.
  • Además con un gobierno iraquí estable y aliado, la administración Bush podría haberse asegurado el control de los oleoductos y del petróleo iraquí, sin la necesidad de tener que estar metido en ese avispero que es Irak en la actualidad.

Por todo esto que aquí he expuesto, creo que la teoría del caos controlado es excesivamente, simplista, maniquea, conspiranoide y no cuadra con los acontecimientos que se producen sobre el terreno.




En català: en aquest llarg post analitzo les contradiccions de la teoría del "Caos sota control" defensada per molts mitjans de la extrema esquerra occidental, com per exemple "Red Voltaire", "Rebelión" o la pro-Xavista "Aporrea".

En realitat, la situació al iraq és molt més complexa e intervenen una serie de factors tant interns com externs, com per exemple la intervenció iraniana en els afers interns iraquians, que no tenen cabuda al simplista anàlisis de la teoría del "Caos sota control".

Si voleu, llegiu l´anàlisi que he fet en llengua castellana. Crec que, en alguns aspectes, pot ajudar a entendre una mica millor el que està passant actualment a l´Irak.
PD - En la foto podéis ver a Bush y a Ahmadineyad echando un pulso por el control de Irak. Fue publicada el 4 de Abril en el periódico Qatarí "Al-Arab" y en el texto pone: "El combate por Irak". Fuente: MEMRI BLOG.

Arxiu del blog