Blog bilingüe (catalán - Castellano) sobre mis aventuras, mis reflexiones y temas de actualidad, especialmente centrados en Oriente Medio y en la desinformación existente acerca de Israel.

Blog bilingüe castellà-català sobre les meves aventures, reflexions i altres temes d´actualitat, especialment centrat en l´Orient Mitjà i en la desinformació existent als nostres mitjans sobre Israel.

dimecres, 27 d’abril de 2011

"¿Tiene usted apellidos judíos?" (II)

Ayer redacté un pequeño escrito donde hablaba de un listado de supuestos apellidos judíos que encontré un día en una web mientras curioseaba por Internet y defendía las ideas de que los apellidos tal y como los conocemos en la actualidad es un convencionalismo bajo medieval; que judíos y no judíos han compartido y comparten apellidos y por tanto un apellido ni te hace judío ni necesariamete indica unos orígenes judíos; y por último que ese hecho de considerar como "judíos" a una serie de apellidos extraídos de los registros de la inquisición es más bien el reflejo de la judeofobia que vivió la sociedad hispana desde mediados del siglo XV hasta bien entrada la edad contemporánea, un sentimiento judeofóbico incentivado por una Inquisición obsesionada en encontrar judíos debajo de las piedras en unos territorios "judenrrein" desde la expulsión de 1492. Sin embargo, me dejé algunas precisiones importantes en el candelero y voy a intentar aclararlas con el siguiente texto.

En català: ahir vaig redactar un petit escrit on parlava d`un llistat de cognoms (suposadament jueus) que un día vaig trobar a una web mentre curiosejava per Internet i les idees que volia defensar eren que els cognoms tal i com els coneixem avui són un convencionalisme baix medieval; que jueus i no-jueus han compartit i comparteixen cognoms i per tant un cognom ni converteix a un individu en jueu ni en molts casos indica un posible orígen jueu; I per últim que aquest fet de considerar com a jueus una sèrie de cognoms només per la seva presència en llistas inquisitorials denota més bé la intensa judeofòbia que va viure la societat hispana desde el segle XV fins a ben entrada l`època contemporànea, un sentiment judeòfobic incentivat per una Inquisició obsesionada en trobar jueus fins i tot sota les pedres en uns territoris que de fet eren judenrrein des de l`expulsió de 1492. Tanmateix no vaig citar algunes precisions importants i ho faig a continuació amb el següent texte en castellà:


"¿TIENE USTED APELLIDOS JUDÍOS?" (II).

Autor: Jaume B.

En pleno verano del 2006, en el contexto de la última guerra del Libano entre Hizbulah e Israel, buscando información del conflicto en español más allá de las noticias de los medios de comunicación españoles, me encontré por casualidad con una web que llevaba por titulo "¿Tiene usted apellidos judíos?" similar a ésta y por simple curiosidad eché un vistazo al listado. Mi sorpresa fue mayúscula y no pude evitar echar una sonrisilla al ver que en el listado aparecian apellidos muy comunes en países de habla castellana como García, Fernández o González". Al parecer, esos apellidos estaban sacados de registros de la inquisición y los individuos que aparecían en esos registros portando esos apellidos habían sido condenados por el "Santo Oficio" como judaizantes. ¿Significa realmente que esos apellidos son judíos o todo aquel que comparta un apellido de ese listado tiene orígenes o ascendencia judía? Voy a tratar de responder a esto.

En primer lugar hay que tener en cuenta que si existen unos apellidos considerados judíos que normalmente son palabras hebreas y generalmente tienen un orígen bíblico, como por ejemplo Levi o Cohen. También existen una serie de apellidos hebreos más modernos cuyo origen es la costumbre de los primeros "olim" o emigrantes judíos a Israel de hebraizar o cambiar sus apellidos con orígen europeo para simbolizar el hecho de dejar la vida en la diaspora tras regresar a la Tierra de Israel: Barak, Raz y otros apellidos derivados de palabras hebreas muy usuales en el actual estado de Israel entrarían en esta categoría.

Dicho esto hay que aclarar que un apellido por si sólo ni convierte al individuo en judío ni necesariamente indica un orígen judío. Conviene tener en cuenta que el apellido tal y como lo conocemos en la actualidad es un convencionalismo adoptado en la Baja Edad Media y es lógico que judíos sefardíes y no-judíos que vivían en los reinos hispánicos compartiesen una série de apellidos comunes como Blanco, Pardo, Calderón, ... Por lo tanto, esos apellidos por si solos no indican una posible ascendencia judía porque han sido compartido tanto por judíos como por no judíos.

Tradicionalmente en España ha existido la creencia de que los apellidos de oficios, onomásticos o toponímicos eran de orígen judío o judío converso. De hecho, yo mismo pude escuchar esta idea de pequeño y posteriormente en la Universidad, explicada por el profesor que nos impartía la asignatura de Historia Moderna de la Corona de Aragón, en el ya lejano curso académico 2001-2002. En mi modesta opinión, pienso que eso es un tópico pues entre los cristianos también era común utilizar como apellidos los nombres de persona, los oficios que ejercían en los gremios (Zapatero, Herrero...) o los nombres de sus pueblos y ciudades de origen (Valencia, Córdoba, ...), Por tanto, como antes ya dije, esos apellidos por si solos no indican un posible orígen judío o converso.

Para finalizar, en mi opinión, pienso que el hecho de catalogar como "judíos" a una serie de apellidos muy comunes en los países de habla hispana (González, Fernández, ...) sólo por el hecho de que individuos que los portaban fueran condenados por la Inquisición como judaizantes es más bien el reflejo de la arraigada judeofobia existente en la sociedad hispana desde mediados del siglo XV (cuando la cuestión de los conversos empieza a adquirir magnitud y surgen las primeras leyes de "limpieza de sangre" ) hasta bien entrada la época contemporánea e incluso el siglo XX. Una judeofobia incentivada por una Inquisición obsesionada con extirpar herejías y encontrar judíos bajo las piedras en unos territorios que eran en realidad "Judenrrein" desde el decreto de expulsión de 1492.

Arxiu del blog