Blog bilingüe (catalán - Castellano) sobre mis aventuras, mis reflexiones y temas de actualidad, especialmente centrados en Oriente Medio y en la desinformación existente acerca de Israel.

Blog bilingüe castellà-català sobre les meves aventures, reflexions i altres temes d´actualitat, especialment centrat en l´Orient Mitjà i en la desinformació existent als nostres mitjans sobre Israel.

dimecres, 26 de novembre de 2008

¿Estado aconfesional? -- Estat aconfessional?

Estimados lectores:

He de anunciarles que tengo una envidia sana de Francia y de su gran trayectoria de laicismo, especialmente cuando observo la conflictividad latente y la pasión que todavía genera la cuestión religiosa en España. En primer lugar, he de recordar el numerito montado por el presidente del Congreso José Bono - que llegó a llamar hijos de p... a sus propios compañeros de partido (PSOE) - en el affaire sor Maravillas; y en segundo lugar la polémica desatada por la presencia de crucifijos u otros simbolos religiosos (como belenes o imágenes) en las escuelas públicas a raíz de una sentencia que obliga a retirar los crucifijos de las aulas al colegio público "Macías Picavea" de Valladolid.
La respuesta de la iglesia y la derecha católica española no se ha hecho esperar y se defiende la permanencia de los crucifijos, aludiendo a que forman parte del "legado cultural" español y además de que una mayoría de la población española es católica. Si bien es cierto este último detalle habría que hacer una puntualización. El hecho de que una mayoría de población española sea católica de tradición familiar, es decir que hayan nacido en el seno de una familia católica (las creencias personales ya es otra cosa), no significa que esos simbolos nos representen a todos. Personalmente, a mi, al menos, no me representan en absoluto. Los respeto, como cualquier otro simbolo religioso del credo que sea pero no me representan. Por eso creo que, independientemente de las creencias personales de cada uno, el ámbito público - como es de todos - debe regirse por criterios basados en el laicismo, nisiquiera en el aconfesionalismo porque es muy fácil que a la larga ese supuesto aconfesionalismo se acabe convirtiendo de facto en un confesionalismo de estado camuflado (que es exactamente lo que está ocurriendo en España).
Por eso me disgusta esta situación. Estos debates sobre la cuestión religiosa son totalmente decimonónicos y a estas alturas ya deberían estar totalmente superados. Quizás no hayamos superado este estadio por la nefasta influencia de quinientos años de nacional - catolicismo de estado.
En català: amics lectors. Quan observo la passió que encara genera la qüestió religiosa a Espanya no puc evitar sentir una certa enveja sana de França i de la seva gran trajectòria de laïcisme desde finals del segle XVIII.
Aquesta setmana hem tingut de nou noves controvèrsies. En primer lloc el numeret del president del congrès José Bono en l´affaire "Sor Maravillas" y en segon lloc tota la polèmica que s´ha generat desde que una sentència va obligar a retirar totes les creus d´una escola pública (Macías Picavea) a Valladolid.
En aquest segon cas, la resposta de la dreta nacional - catòlica espanyola no es va fer esperar i, basant-se en que una majoria de la població espanyola és catòlica, van defensar la presència dels crucifixes a les escoles públiques. Obviament, no puc pas estar d´acord. Cal dir que una gran majoria de població espanyola si es catòlica però no pas de creença, sino de tradició familiar, i molts d´aquests catòlics de tradició és consideren ateus, agnòstics o indiferents i no estan pas d´acord amb la presència d´aquesta simbología religiosa a les aules. A més a més, a Espanya existeix un bon nombre de persones que són tan espanyols com thothom i no professen ni la religió catòlica ni l´han rebut de tradició i dubto molt que es puguin sentir representats culturalment per la presència de crucifixes o d´estampetes de verges a les aules.
Personalment defenso que, independentment de les creences personals de cadascú (que són molt respectables), l´esfera pública s´ha de basar en el laicisme. Si, si, en el laicisme. L´aconfessionalisme d´estat no em val perquè a la llarga pot desenvocar en un confessionalisme camuflat que es exactament el que està passant ara a Espanya.
Per això aquesta situació em disgusta molt. Aquest tipus de discussió sobre la qüestió religiosa es un tema totalment decimononic que hauría d´estar totalment superat. Possiblement no ho estigui per la nefasta influència de més de cinc-cents anys de nacional-catolicisme d´estat.

Arxiu del blog