Blog bilingüe (catalán - Castellano) sobre mis aventuras, mis reflexiones y temas de actualidad, especialmente centrados en Oriente Medio y en la desinformación existente acerca de Israel.

Blog bilingüe castellà-català sobre les meves aventures, reflexions i altres temes d´actualitat, especialment centrat en l´Orient Mitjà i en la desinformació existent als nostres mitjans sobre Israel.

diumenge, 29 de juny de 2008

dos periodistas kurdos condenados a muerte en Irán -- dos periodistes kurds condemnats a la pena de mort a Iran.

Dos periodistas kurdos Abdolwahed Hiwa Butimar y Adnan Hassanpour han sido condenados a muerte en Irán por espionaje y "enemistad con Dios" (Moharebeh). La pasada semana dos hermanos suyos, Hadi Butimar y Layla Hassanpour, visitaron el País Vasco y Navarra con el fin de reclamar apoyos para conseguir que se suspenda la pena de muerte de sus familiares. Podéis leer un ámplio resumen en la web Infomedio. Yo aquí, en mi blog, voy a reproducir el discurso que pronunció el intelectual kurdo Rahim Kaderi en el parlamento autonómico vasco el pasado 17 de Junio acerca del régimen iraní y la brutal política de represión que ejerce sobre el pueblo kurdo.
En català: dos periodistes kurds Abdolwahed Hiwa Butimar i Adnan Hassanpour han estat condemnats a mort pel govern de la república islàmica d´Iran sota l´acusació d´espionatge i "enemistat amb Déu" (Moharabeh). La passada setmana, dos familiars seus van venir al País Vasc i a Navarra per a cercar suport amb la finalitat d´impedir l´execució dels seus familiars. Podeu llegir un ampli resum a la web Infomedio. Jo us deixo amb el discurs que va pronunciar l´intelectual kurd Rahim Kaderi al parlament autònomic vasc el passat dia 17 de Juny sobre el règim iranià i la brutal política de repressió que excerceix sobre el poble kurd.
Discurso pronunciado por Rahim Kaderi en el parlamento autonómico vasco.
Vitoria, 17 de junio de 2008

Estimados presentes,

Para mí es un gran orgullo comparecer aquí ante ustedes para abordar dos cuestiones candentes y de actualidad: la primera sobre el pueblo kurdo y la otra sobre Irán.

Procuraré ser muy breve.

Kurdistán, la tierra de los kurdos, está dividido principalmente entre cuatro Estados: Turquía, Irán, Irak y Siria; es el pueblo más grande del mundo sin Estado, con 40 millones de habitantes y un territorio similar a las de península ibérica. No me quiero remontar a la historia y hablo de la actualidad. La política de los gobiernos que administran el Kurdistán, en líneas generales, es de represión ninguneando los principales derechos del pueblo kurdo. En Siria han arrebatado el derecho de la ciudadanía; en Turquía hasta hace poco se les llamaba los turcos de montaña y todo indica que la vía militar es la única adoptada por los turcos; en Irak y en la época de Sadam han sufrido bombardeos químicos y el genocidio kurdo conocido como Anfal, y en Irán con la República Islámica los kurdos han sufrido incluso la Guerra Santa declarada por Imam Jomeini y reina en el Kurdistán iraní un estado de excepción latente que sigue hasta hoy.

Hasta hace poco, para muchos resultaba increíble decir que el pueblo kurdo es un pueblo pacífico, demócrata y amante de la paz, sin embargo la situación de Kurdistán de Irak es un buen ejemplo para dicha pretensión. Los kurdos en Irak han demostrado que el pueblo kurdo es un pueblo de Estado, un factor integrador, el garante de la democracia, un luchador incansable y vehemente contra el fundamentalismo islámico y que goza de un buen talento para administrar si se dan las circunstancias apropiadas.

En las actuales condiciones, todos los partidos políticos kurdos presentes en el escenario político reclaman el modelo federalismo como una solución a la problemática kurda, un modelo de Estado basado en el respeto de las distintas nacionalidades que conviven en cada país. Un modelo en la participación de todos los pueblos de cada país (me refiero los países en los está repartido el Kurdistán) en las tareas políticas, económicas, sociales y culturales; en fin, un modelo descentralizado.
Desafortunadamente, tanto en Turquía como Irán y Siria las autoridades optan por la vía militar, algo que hasta el momento y seguramente en el futuro no tendrá resultado alguno más que devastaciones y pérdidas de las vidas humanas.

En Irán y con la llegada al poder de la República Islámica los kurdos sufren una doble represión, por pertenecer a la nación kurda y por su credo suní. En la Administración de los ayatolás los kurdos están privados de todos sus derechos esenciales; no existe la enseñanza en kurdo, existen verdaderas trabas legales para alcanzar puestos de gran relevancia, como ministros, embajadores y otros altos cargos institucionales en el Kurdistán y todos están ocupados por los más fieles al régimen, que no son kurdos. Quisiera citar una frase de un periodista en uno de sus viajes a Kurdistán en la que decía: “hace falta ser invidente para no distinguir el Kurdistán iraní del resto del país”; la actitud del régimen con los kurdos es idéntica a la de un estado ocupante. En España, en varias ocasiones he asistido a ferias de promoción del turismo organizadas por el régimen iraní; en ninguna de ellas he visto que el Kurdistán iraní, que realmente es digno de visitar por lo turistas, estuviese en el calendario de las autoridades iraníes.

Tras tres décadas de gobierno, la República Islámica ha sido incapaz de llevar el país a una vía de desarrollo. Irán ocupa el segundo lugar mundial en la exportación de gas y petróleo, no obstante el desempleo, la inflación, la carestía de la vida, en un país en el que más del 70% de su población está entre los 20 y los 35 años, es una moneda corriente. La República Islámica está en el ranking de los países donde se viola sistemáticamente los derechos humanos, tal vez sea el único país donde hay vías legales para la ejecución de menores, el último caso ha sido hace menos de una semana. Los métodos en este campo son indescriptibles y repugnantes.

Desde Occidente hubo un espejismo para la mejora de los derechos humanos y este espejismo estaba basado más bien sobre las declaraciones del régimen y no sobre la situación real del país. En esta dirección, Occidente inventó el “dialogo constructivo” (en la época de Rafsanyani y Jatami) con Irán del que hasta el momento no se ha logrado algo positivo; más bien ha sido, el dialogo constructivo, una excusa para las relaciones comerciales y económicas y lamentablemente éstas siempre han prevalecido sobre los principios universales y los derechos humanos. Cabe recordar que la elección de Jatami despertó muchas esperanzas tanto en el exterior como interior; su victoria se interpretó como un referéndum y un NO retundo al régimen. Los iraníes brindaron un poder extraordinario a Jatami porque hablaba de la democracia, la libertad y los derechos de los jóvenes, y podría haber sido el Adolfo Suárez de Irán; sin embargo los ocho años de mandato no sirvieron más que para la consolidación del cimiento del régimen que propugna leyes y normas del oscurantismo.

Actualmente, el país está dirigido por un régimen pretoriano- ultra reaccionario bajo la Presidencia de Ahmadineyad. Éste, de manera muy audaz y para desviar la atención mundial de los verdaderos problemas de Irán, plantea la eliminación de Israel del mapa y el polémico programa nuclear. Ahora hay una tensión en las relacione entre Irán y la comunidad internacional sobre mencionados temas y existe la posibilidad de un ataque por parte de EEUU o Israel a Irán. Sobre estos dos temas, los pueblos de Irán tienen otra visión totalmente diferente a la que practica el régimen. Irán y los pueblos que convienen en este país promocionan la voz de paz y amistad, propugnan la convivencia pacífica con todos los países y pueblos del mundo. Los pueblos de Irán son ajenos del plan nuclear del régimen; lo que les importa es la libertad, la democracia, la justicia social, la legalización de partidos políticos, la prensa y un modelo de Estado basado ene el federalismo.

Todos somos conscientes de que Irán es un país importante por su situación geopolítica y es bueno tanto para su población como para la comunidad internacional que fuese dirigido por un régimen democrático. Cualquier expectativa para hacer alguna reforma en la actual Administración es nula. ¿Se podía imaginar una actitud democrática por Franco y su régimen? Para acabar con el régimen de los ayatolás, no hace falta intervenciones militares; la población es capaz de llevar a cabo esta tarea, que sin ninguna duda será ardua, pero la solidaridad internacional en muchos casos ha demostrado su eficacia y su importancia. Esto es lo que esperamos del mundo democrático y civilizado, es decir, solidaridad con los pueblos de Irán y sus partidos representantes. Irán no es solo importante por la riqueza de su subsuelo, también lo es por su riqueza plurinacional. Conviven seis pueblos en este país gigantesco. Administrar un país en que viven muchas nacionalidades requiere una política sensata y mano izquierda; hemos visto que quienes han actuado en la dirección contraria han llevado su país al borde de caos. Irán no está exento de esta regla. Además, Señoras y señores, ¿Qué puedo aportar aquí sobre el nacionalismo que ustedes no lo sepan?

Por último, agradezco profundamente a los organizadores de este acto y les aseguró que el tema tratado aquí hoy es un iceberg de lo que está ocurriendo en Irán en lo que concierne a la violación de los derechos humanos y a las condenas que están sufriendo miles y miles de personas. Reiteramos hasta la saciedad que en Oriente Próximo no habrá una paz y democracia verdadera y consolidada mientras no haya una solución pacífica a la cuestión kurda. Viva la solidaridad.

Arxiu del blog