Blog bilingüe (catalán - Castellano) sobre mis aventuras, mis reflexiones y temas de actualidad, especialmente centrados en Oriente Medio y en la desinformación existente acerca de Israel.

Blog bilingüe castellà-català sobre les meves aventures, reflexions i altres temes d´actualitat, especialment centrat en l´Orient Mitjà i en la desinformació existent als nostres mitjans sobre Israel.

dissabte, 1 de gener de 2011

porque escribo sobre Israel -- perquè escric sobre Israel

Hace un par de semanas, tomando una cerveza, un colega me preguntó el motivo por el cual mi blog se centraba practicamente en temas de Oriente Medio y del conflicto israelo-palestino en lugar de centrarse en mis anécdotas personales, mis gustos musicales, política española y catalana, el Barça o mis películas favoritas como hace todo el mundo. Para responder a esta pregunta he decidido escribir el siguiente texto (tras la introducción en catalán).

En català: fa un parell de setmanes, prenent una birra, un colega em va preguntar el per què hi dedicava tantes energies a parlar de temàtica d`Orient Mitjà, el conflicte israelo-palestí, i d`Israel a la meva pàgina del Facebook i al meu blog enlloc de tractar temes com els meus grups de música favorits, política espanyola o catalana, el Barça o les meves pelis favorites com fa tothom. Per a respondre aquesta pregunta, he decidit redactar el següent texte (en castellà a continuació).


Porque opino sobre Israel.

Autor: Jaume B.

El periodista Jorge Marirrodriga afirma que a los españoles nos gusta opinar sobre Israel y realmente es cierto. Estoy seguro que la mayoría de mis lectores presta más atención a las noticias relacionadas con Israel y el conflicto israelo-palestino que a otras noticias internacionales, como las tirantes relaciones entre las dos Coreas, la catastrófica situación de Haiti o el interminable conflicto en Somalia (piratería incluida). Y esta situación no debe ser motivo de sorpresa si tenemos en cuenta que el conflicto israelo-palestino ocupa un lugar destacado en nuestros medios de comunicación aunque España no ha jugado históricamente ningún papel principal en su génesis o en su posible solución de dos estados para dos pueblos, Israel para el pueblo judío y Palestina para el pueblo árabe palestino.

Entrando más en el tema, voy a tratar de explicar el por qué me centro en este conflicto y en la temática del Medio Oriente. De entrada, debo reconocer que desde pequeño simpaticé con Israel debido a la simpatia que sentía por ese país mi papá y mis tíos. Mi papá, nacionalista catalán de la vieja escuela, siempre me hablaba de la presencia de judíos palestinos en las brigadas internacionales en lucha contra el fascismo en nuestra guerra civil, de la novela "Exodus" de León Uris, del milagro agrario israelí, de la conversión del Neguev en un vergel y palabras como Kibutz me eran familiares desde pequeño, algo bastante raro e inusual para la mayoría de chiquillos catalanes de inicios-mediados de los noventa. En esa época, en plena euforia por los acuerdos de Oslo, yo era inequivocamente pro israelí y así me mantuve hasta mi llegada a la universidad.

Empecé la licenciatura de historia en Septiembre del 2000 (coincidiendo con el inicio de la II Intifada palestina) y me encontré con un ambiente acríticamente pro palestino, especialmente entre la gente de izquierda. De entrada, me sorprendió. Mi familia era mayormente de izquierda y simpatizaba con Israel y sin embargo la mayor parte de mis compañeros universitarios, también de izquierda, eran totalmente pro palestinos. Al principio seguí siendo pro israelí pero especialmente tras la operación "defensive shield" de Marzo del 2002, me empecé a preguntar si no estaría equivocándome porque pensé que tanta gente no podría estar equivocada. Además, en esos momentos, mandaba el Likud con Ariel Sharon y tampoco sentía una gran simpatía por ese político y eso también influyó en que adoptara una postura más critica con Israel y más bienpensante (debo reconocerlo) con los palestinos. En esa época (2003-2006) por ejemplo me aficioné a los artículos de Uri Avneri en inglés o a leer a Gideon Levi en Ha´aretz.

Sin embargo, a pesar de adoptar esa línea más crítica con el gobierno de Ariel Sharon, en el fondo nunca fui anti-israelí. Durante la Guerra del Libano del 2006 vi imágenes por televisión de pacifistas israelíes casi a diario y nunca vi ninguna de pacifistas libaneses... Me di cuenta de que la mayoria de los israelíes, independientemente de su filiación política, son los más ardientes defensores de la paz y de la convivencia en la región, además de los más feroces criticos de sus propios gobiernos. Pero lo más importante y lo que realmente me motivó a tratar este tema fue descubrir algo que yo intuía pero me negaba a aceptar: la existencia de judeofobia en la izquierda y que en muchos casos esa judeofobia se disfrazaba de crítica legítima a Israel o a los gobiernos israelíes de turno. ¿Cómo me di cuenta de eso? no fue de la noche a la mañana. Las primeras luces rojas se me encendieron con la gran cantidad de artículos que leí en medios de izquierda sobre el llamado "lobby sionista" y su supuesto control de la política estadounidense en beneficio de Israel. Uno, que no tiene ni un pelo de tonto, no tardó en relacionar esa argumentación con la vieja conspiración judía mundial de los Protócolos de los Sabios de Sión y me dije: cuidado, aquí puede haber antisemitismo camuflado. Pero cuando ya no tuve lugar a dudas fue una mañana de Octubre del 2006 al leer esta basura en la web Rebelión.org.

A partir de ese momento, tonto e incrédulo de mi, cada vez que surgía el tema de Oriente Medio en una conversación con amigos o colegas, yo les decía. Eh, tios, cuidado, que lo del lobby sionista es un refrito de los protocolos, seamos serios. O aclaraciones por el estilo. A la larga, hubo amigos que dejaron de hablarme por haberme vuelto un sionista o un imperialista y otros estuvieron más receptivos y se estableció un diálogo más fructifero. Por ejemplo recuerdo ahora el revuelo que le causó a un amigo mio el día que le dije que Saramago había hecho declaraciones antisemitas al comparar Ramallah con Auschwitz. Él me dijo, joder, pero si Saramago es premio nobel de literatura, ¿como un tio que es premio nobel de literatura va a ser antisemita? y dio a entender que yo exageraba y que me había vuelto un fanático que veía antisemitismo en cualquier critica hacía Israel. Sin embargo, a la larga, me acabó dando la razón...

Además, en Enero del 2007, gracias a un amigo mío, conocí a una chica israelí en Granada y empecé a estudiar hebreo moderno con ella como hobby (pues me sobraban horas con el doctorado) y las pocas veces que hablamos sobre el conflicto israelo-palestino me confirmó lo que yo pensaba, que una gran mayoría de israelíes son partidarios de la paz y una convivencia con los palestinos y con sus otros vecinos árabes. Posteriormente, he tenido la ocasión de conocer a varios-as israelíes más en Granada y siempre me han causado esa misma impresión.

Cuando mi amiga regresó a Israel unos meses más tarde se me ocurrió la idea de crear un blog donde además de mis reflexiones personales y de mis aventuras de estudiante de doctorado en Granada, tratase principalmente temática de Oriente Medio, del conflicto israelo-palestino y de denuncia del antisemitismo. Me daba mucha vergüenza crearlo porque no sabía si sabría redactar bien o si podría interesarle a alguien estos temas. Hice un esbozo desde Junio a Enero del 2008 y finalmente, en Febrero, un mes más tarde nació este blog. Así fue la historia y así la he contado.

PD - El autor del blog desea a sus lectores un feliz año nuevo 2011!

5 comentaris:

Lior ha dit...

...i aixì et segueix la penya, bonico.

Ets un home de contrastos, que en diuen;Heavy,vegetarià,sionista,pacifista,...i que més? Cuenta,cuenta, ara que hi ets posat :-)) Bé,vegetarià i sionista també ho sóc jo,i de la ceba rabiuda, com el teu pare :-))

A mi, en Gideon Levi, m'ha fet sempre l'efecte contrari de les seves -males- conviccions (si fos català,seria dels ciudadanos/convivéncia (in)cívica catanyola);m'ha refermat en les meves.Conta que deu ser amic de l'Elfa...:-b

Sobre l'embús (pre)mental de l'integrisme judeòfob nostrat,ja n'hem parlat manta vegades.La militància sionista te un avantatge afegit, et fa ser molt sel·lectiu amb les amistats, t'estalvies cada element!

Veus com has trobat el camí pel teu bloc, tant que t'amoïnava. Ja ho diuen que el camí es fa caminant.
Todà rabà!
Xalom!

Jaume ha dit...

Moltes gràcies,Lior. :)

Bé, crec que en Gideon Levi té el mateix problema que molts colectius pacifistes israelians, com per exemple Gush Shalom, Shalom Ajshav o Breaking The Silence. Volent ser critics amb determinades polítiques del govern o de l`excèrcit israelià, no s`en adonen que fora del pais les seves critiques només serveixen per a donar metxa als grups anti-israelians i antisemites que no volen la pau, ni un Israel millorable sino la seva desaparició. Per exemple, en Gideon Levi ha escrit molt sobre els check point, sobre les dificultats de mobilitat dels palestins a Cisjordania o sobre determinats abusos dels soldats israelians, però en molts casos no ha explicat que els abusos solen ser excepcionals i estan penats i que els check point hi són per a dificultar l`accés de terroristes suïcides a Israel i evitar els brutals atemptats que van dessagnar el país durant els primers anys de la II Intifada.

Personalment, un dels grans errors que he tingut ha estat menystenir la figura d`en Ariel Sharon, un polític demonitzat a Europa però que va donar mostres d`un gran pragmatisme polític. Sharon, com a ministre de la vivenda, va ser un dels grans impulsors de la construcció d`assentaments a Cisjordània dins el Likud. Tanmateix, posteriorment, va veure que aquesta política era contraproduent pels propis interessos israelians i va optar per la desconexió a Gaza, sent repudiat per el nucli més dur del seu propi partit. Això és el que li va portar a fundar el Kadima a finals del 2005. Tanmateix, Lior, en aquells moments no vaig estar atent a la jugada i vaig menystenir les polítiques d`Ariel Sharon pensant que encara era el mateix polític que als anys 80 per exemple. Un greu error per part meva en aquells moments.

Jejeje... sobre el blog espero poder millorar i donar a conèixer una visió diferent a la que impera en els nostres mitjans sobre Israel, el conflicte amb els palestins i l`Orient Mitjà en general. :)

David ha dit...

Feliz Año Nuevo, feliz 2011 y tengo que decir que comparte parte de tu itinerario ideológico, ya que siempre me había considerado de izquierdas, y me sigo considerando así, pero también acabe harto de la judeofobia disfrazada que hay en muchos discursos de supuestos izquierdistas cuando hablan de Oriente Medio, poco a poco se me fueron encendiendo varias luces rojas ante su hipocresía y doble moral. La mayor parte de los que se consideran de izquierdas, no son de izquierdas, para mi son progres de llavero.

Jaume ha dit...

Desafortunadamente, de mis conversaciones sobre el tema con muchos izquierdistas recuerdo especialmente dos aspectos: la falta de autocrítica y su apego al dogmatismo ideológico políticamente correcto sobre el conflicto. Por ejemplo, les dices que Israel no está cometiendo ningún genocidio, se lo argumentas, le muestras datos y a la próxima conversación te vuelven a sacar el tema del genocidio palestino por ejemplo.

Ya han interiorizado tanto los dogmas difundidos por la URSS del conflicto israelo-palestino que te responden "propaganda sionista" ante cualquier dato objetivo que pueden ver en las estadísticas o en cualquier manual de historia. Incluso un conocido mío me llegó a decir en varias ocasiones si trabajaba para el Mossad. En fin... Feliz año nuevo!!

David ha dit...

Así es, es como si siguieran maquinalmente y de forma robótica las consignas que han escuchado, y que asimilan de forma totalmente acrítica, como si fueran la verdad absoluta e inmutable, como si fueran la palabra divina, un mandamiento divino que hay que seguir ciegamente.
Una lástima, poca autocrítica veo en gran parte de estos ambientes de izquierdas.

Arxiu del blog