Blog bilingüe (catalán - Castellano) sobre mis aventuras, mis reflexiones y temas de actualidad, especialmente centrados en Oriente Medio y en la desinformación existente acerca de Israel.

Blog bilingüe castellà-català sobre les meves aventures, reflexions i altres temes d´actualitat, especialment centrat en l´Orient Mitjà i en la desinformació existent als nostres mitjans sobre Israel.

divendres, 17 de juliol de 2009

Desinformando y demonizando... como siempre -- Desinformant i demonitzant... com sempre

Estimados lectores:
El pasado Miércoles llegué a mi casa del Centro de Estudios Bizantinos a las dos menos cinco y con la lengua fuera de arrastrar la mochila y el dichoso portatil desde la Gran Vía de Colón hasta mi casa. Tras serenarme un poco, enciendí la Tv y me encontré con las notícias de la Sexta TV. Pues bien, una de las primeras notícias de la sección de Internacional eran unas declaraciones de unos "jaialim" o soldados israelíes que denunciaban haber recibido órdenes de sus superiores de disparar contra todo aquel que desobedeciera las ordenes, no les hiciera caso o pareciese sospechoso de ser un terrorista durante la última operación antiterrorista en la Franja de Gaza el pasado mes de Diciembre - Enero. Pues bien, como no podía ser de otra manera, en la Sexta aprovecharon la ocasión para indicar que los superiores les habían ordenado tirar a matar, destruir todo y no dejar títere con cabeza, dando así la impresión al televidente de que el "malvado" ejército israelí es una sanguinaria máquina de matar ancianos, niños o civiles inocentes.
Ayer, dicha noticia apareció publicada en la prensa española de manera similar, dando a entender que los soldados habían recibido órdenes de causar una brutal matanza de civiles en lugar de combatir a las organizaciones terrroristas que habían lanzado varios miles de misiles Al-Qassam contra los kibbutzim y las ciudades del sur de Israel durante los últimos años. Este énfoque se puede observar en medios como por ejemplo El País.
Sin embargo, conviene que no nos dejemos llevar por esas notícias sensacionalistas y pensemos con la cabeza fría. Durante la última guerra entre el gobierno israelí y la banda terrorista - islamista Hamas en Gaza se calcula que murieron en más de tres semanas unas cifras que se mueven entre los mil y mil cuatro cientos palestinos entre terrroristas de diversas organizaciones y civiles, en muy buena medida usados como escudos humanos por los susodichos terroristas. Si tenemos en cuenta que en la franja de Gaza viven un millón y medio de palestinos y que las IDF disponen de uno de los mejores y más precisos arsenales militares del mundo convendremos que si realmente el gobierno israelí o las IDF hubiesen querido hacer una brutal masacre y no dejar a títere sin cabeza - como afirman los listillos de la Sexta o Juan Miguel Múñoz en El País - muy posiblemente no hablaríamos de mil o mil cuatro cientos muertos, sino que hablaríamos de veinte o treinta mil muertos y eso sí, sin despeinarse. (Qué se lo pregunten al monarca Hussein de Jordania, que en 1970 asesinó a más de 10.000 palestinos en la operación llamada Septiembre Negro en 1970).
Por tanto, descartado el objetivo de una masacre planificada, deberemos concluir que la lógica del Tzahal es otra: el objetivo era debilitar al Hamas y detener el lanzamiento de mísiles Al-Qassam contra las ciudades y kibbutzim (granjas agrarias colectivas) del sur del país (los terroristas lanzaron miles de esos misiles contra zonas pobladas, como por ejemplo las ciudades de Sderot i Ashkelón). El número de bajas palestinas, tanto civiles como terroristas, demuestran que el Tzahal puso su máximo empeño en causar el mínimo daño posible a la población civil palestina a pesar de que los terroristas hicieron todo lo posible por desdibujar la situación, colocando por ejemplo lanzaderas de misiles en escuelas o mezquitas. Repito: si el objetivo hubiese sido el contrario, las cifras de muertos y heridos hubiesen sido mucho más elevadas. Sin embargo, en la prensa europea nada de esto interesa. Los medios - que de independientes no tienen nada - han optado por un brutal acriticismo pro palestino y con tal de demonizar al estado de Israel, a sus instituciones y a sus ciudadanos (pues el Tzahal es eso, un ejército compuesto por los ciudadanos del país) todo vale.
Atención! que nadie me malinterprete: todas las perdidas de vidas humanas son horribles y si realmente se produjeron órdenes de maltratar a los civiles palestinos, existen unos tribunales y los culpables deberán rendir cuentas ante la ley. Ahora bien, ese acriticismo hacía el terrorismo palestino y ese intento de demonización continuada del estado de Israel en los medios de comunicación españoles y europeos me dan a malpensar.
En català: al texte en castellà podeu llegir les meves reflexions sobre el darrer intent de la prensa espanyola de demonitzar i desacreditar al excèrcit israelià i de retruc al propi estat d´Israel i a les seves institucions.

1 comentari:

CARLOS FERNANDEZ ha dit...

Excelente reflexion Jaume, te linleo en mi blog con tu permiso, un saludo!

Arxiu del blog