Blog bilingüe (catalán - Castellano) sobre mis aventuras, mis reflexiones y temas de actualidad, especialmente centrados en Oriente Medio y en la desinformación existente acerca de Israel.

Blog bilingüe castellà-català sobre les meves aventures, reflexions i altres temes d´actualitat, especialment centrat en l´Orient Mitjà i en la desinformació existent als nostres mitjans sobre Israel.

diumenge, 11 de maig de 2008

Ojo por ojo // Ull per Ull

Estimados lectores:
Hoy me gustaría lanzar una reflexión acerca de un texto del libro del Éxodo que desde la tradición cristiana se ha hecho una interpretación totalmente errónea y desafortunadamente està muy extendida. El texto es el siguiente:
"Entonces pagarás vida por vida,
ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie,
quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe
". (Éxodo 20, 23 - 25).
En la tradición cristiana este texto se ha interpretado como que el "Antiguo Testamento" daba pie a la ley del Talión o permitía la venganza. Nada más alejado de la realidad, precisamente este texto pretende todo lo contrario, es decir acabar con las venganzas familiares y substituirlas por una indemnización proporcional al daño que la víctima ha recibido. Si observamos los versículos siguientes lo veremos más claro:
"Si alguno hiriere el ojo de su siervo, o el ojo de su sierva, y lo dañare, le dará libertad por razón de su ojo.
Y si hiciere saltar un diente de su siervo, o un diente de su sierva, por su diente le dejará ir libre
".
(Éxodo 20, 26 - 27).
Obviamente, si yo le saco un ojo a una persona, es ridiculo pensar que se me deba sacar a mi un ojo. Pero ciertamente yo he causado un daño a mi víctima y debo compensarlo. ¿Cómo? pues pagándole una indemnización proporcional al daño que le causado, al tiempo que esa persona debe estar de baja, al proceso de curación que debe seguir para poder recuperarse y a la humillación que ha recibido con mi ataque. Por eso la Torah dice que el esclavo que ha quedado tuerto debe recibir la libertad como compensación a la perdida de su ojo.
Además imaginemos que un tuerto le saca accidentalmente de una pedrada un ojo a un hombre. Si le aplicamos el "ojo por ojo" intepretándolo literal no estaremos aplicando un cástigo proporcional porque el tuerto quedará ciego y el agredido sólo tuerto. Obviamente tampoco podemos dejar el asunto sin penalizar pues el agresor ha cometido una falta y el agredido ha sufrido un daño. La forma de llegar a una solución justa es mediante el pago de una indemnización. En efecto, el agresor debe pagar una indemnización a su víctima proporcional al daño causado, a la humillación recibida, a los gastos del proceso de curación, al tiempo que la víctima tiene que estar de baja para reponerse y a la invalidez permanente que le hemos causado a la víctima, pues està claro que ahora, siendo tuerto, su rendimiento laboral bajarà o incluso deberá cambiar de trabajo.
Esta creo que es la interpretación correcta del texto y es muy diferente de la que tradicionalmente se le ha atribuido desde la tradición cristiana. Moraleja: cuando Ghandi expresó lo del "ojo por ojo y el mundo se quedará ciego" que equivocado estaba el hombre. De hecho, los prejuicios lo habían encegado.
En català: reflexions sobre un texte del llibre del Èxode al que normalment se li ha atribuit una interpretació molt diferent de la que realment té. Ho podeu veure en el relat que he redactat en castellà. Apreciats lectors, com podeu veure, quan Ghandi va afirmar alló de "Ull per Ull i el món es quedarà cego" que errat que estava l´home, possiblement els prejudicis l´haguessin encegat...

1 comentari:

dolores ha dit...

tu analisis me parece corecta.
conozco un rabino que dece la misma cosa...los talmudistas son grandes pensadores!
shalom jaume
dolores

Arxiu del blog