Blog bilingüe (catalán - Castellano) sobre mis aventuras, mis reflexiones y temas de actualidad, especialmente centrados en Oriente Medio y en la desinformación existente acerca de Israel.

Blog bilingüe castellà-català sobre les meves aventures, reflexions i altres temes d´actualitat, especialment centrat en l´Orient Mitjà i en la desinformació existent als nostres mitjans sobre Israel.

dijous, 28 d’abril de 2011

Una reconciliación que nos aleja de la paz -- Una reconciliació que ens allunya de la Pau

Mis reflexiones sobre la reconciliación entre Fatah y Hamas y el nuvo gobierno de unidad palestino. -- Les meves reflexions sobre la reconciliació Fatah-Hamas i el nou govern d`unitat palestí.


UNA RECONCILIACIÓN QUE NOS ALEJA DE LA PAZ.

Autor: Jaume B.

Fatah y Hamas acordaron ayer En el Cairo la creación de un nuevo gobierno de unidad palestino y la celebración de elecciones legislativas y presidenciales en menos de un año con el apoyo mediador de la Junta Militar Egipcia (Aurora Digital). En mi opinión, creo que esta nueva maniobra palestina es una consecuencia previsible de la ola de protestas en el mundo árabe, desde Marruecos a Bahrein, de los últimos meses. Aunque en nuestros medios se ha afirmado que eran revueltas y protestas pro democráticas, lo único cierto es que hasta el momento los más beneficiados han sido los grupos islamistas, como los Hermanos Musulmanes egipcios o el partido En-Nahda en Túnez.

Esta oleada de protestas y de cambios provocó que a partir de mediados de Febrero los palestinos se manifestasen tanto en Gaza como en Cisjordania demandando a sus líderes un gobierno de unidad, unas manifestaciones duramente reprimidas tanto por el Hamas como por la ANP. Sin embargo, llama la atención que esta demanda de unidad por parte de la sociedad palestina tenía como principal fin aunar fuerzas para combatir a la ocupación, es decir, hablando claro, para combatir a Israel.

De hecho, se podría decir que tanto Hamas como Fatah han hecho caso de la voluntad popular, de las consignas de la calle palestina ya sea en Gaza o en Ramallah, pero no cabe duda de que el proceso de paz va a salir perjudicado porque el gobierno israelí se ha quedado sin un interlocutor palestino para continuar con las negociaciones de paz. Abbas ha jugado con fuego y creo que se va a acabar quemando. Su futuro a corto medio-plazo: cadáver político. Abbas tenía dos opciones: seguir apostando por las negociaciones de paz con Israel y el crecimiento económico en Cisjordania o apostar por la reconciliación con Hamas. Ha optado por lo segundo, quizás porque visto lo visto hasta el momento en países vecinos como Egipto (donde la retórica anti-israelí y pro Hamas ha adquirido popularidad), ha pensado que apostar por el Hamas era apostar por el caballo ganador. Su apuesta es una apuesta por la violencia, por las intifadas y por la Yihad del Hamas y su función en el nuevo gobierno de coalición va a ser poner la cara amable y los discursos ambiguos de paz siempre en inglés ante la comunidad internacional.

De hecho, Abbas nunca ha sido un moderado, sólo lo parecía cuando hablaba en inglés para evitar el bloqueo económico (y también logístico-militar) de la comunidad internacional a su gobierno en Ramallah. Sin embargo mientras hablaban de paz en inglés, Abbas y sus funcionarios han seguido exaltando a terroristas en sus medios, dando nombres de Shahidin o mártires a plazas, colegios o competiciones deportivas, diciendo clarito que Tel Aviv es Palestina o justificando el asesinato de colonos israelíes como hizo hace unos días el general Adnan Damiri, portavoz de las fuerzas de seguridad de la ANP.

Todos aquellos que decían que Abbas era un moderado sólo decían media verdad: Abbas es un moderado comparado con Hamas. con el Yihad Islámico palestino o con los grupos salafistas de Gaza, pero la otra media verdad es que nunca creyó en la paz con Israel. Lo ha demostrado sobradamente en los últimos años. Le dijo no a las propuestas de Ehud Olmert en Annapolis (2007); A finales del 2008 Abu Mazen rompió las negociaciones con Israel unilateralmente con el pretexto de la operación "Plomo Fundido" contra el Hamas en Gaza; tras aceptar a regañadientes una vuelta a las negociaciones indirectas con Israel, con EEUU como intermediario, como gesto a la administración Obama, el presidente de la ANP puso mil trabas para volver a las negociaciones directas; y una vez superado ese escollo, Abbas volvió a abandonarlas unilteralmente con el pretexto del fin de la moratoria de congelación de la construcción en los asentamientos de Cisjordania propuesta por el gobierno Netanyahu para incentivar el proceso de paz.

Abbas ha optado por escuchar el mensaje más radical de la calle palestina y ha preferido la paz con el Hamas a la paz con Israel porque en el fondo nunca ha creído en ella y lo ha demostrado claramente en los últimos años. Como dijo el diplomático israelí Abba Eban, los palestinos nunca pierden la oportunidad de perder una oportunidad.

Arxiu del blog